Gracias por visitarnos

La historia de Norma
Principal / Menú Historias de vida

 
Les quiero contar que hoy, con mis 55 años, aunque si me ven no me los dan, parezco diez años más joven, les digo que soy una mujer feliz. Pero todo en la vida me llegó tarde. Con un padre militar, la vida fue muy regimentada en casa. Falleció cuando yo tenía 30 años. Tuve muchos amores, pero a los 35 años llegó el hombre de mi vida, hoy mi esposo desde hace 17 años. Lo quiero mucho, me quiere, es un sabio como yo le digo y hoy profesionalmente es lo lo que es gracias a mi, porque yo lo ayudé y lo apoyé en su carrera, tenemos un hijo hermoso de casi quince años. Aunque mi marido tiene dos hijos más de 24 y 26 años de un matrimonio anterior. Si, es divorciado, pero reincidente, y creo que gracias a Dios, más feliz hoy que en su primer matrimonio, sino no se hubiera casado conmigo. Bueno les cuento que soy profesional, y cuando les digo que todo me llegó tarde es porque cuando tuve la edad de ir al secundario, mis padres me metieron en un colegio de monjas, donde lo único que hice fue un secretariado comercial tipo Pitman, se acuerdan? Bueno, siempre estudie algo, periodismo, inglés y que se yo. A los 25 años me decidí hacer el secundario completo y a los 35 años me recibí de abogada, como verán, en diez años hice el secundario y la universidad, hoy soy docente en la universidad donde me formé desde hace 20 años, ejerzo la profesión, aunque ahora está todo muy parado, hay poco trabajo, también soy escribana. Y bueno, en fin, me gusta estudiar y actualmente estoy haciendo tres postgrados todos en forma simultánea. Siempre digo en mi casa que me voy a morir estudiando, pero bueno, ese es mi modo y medio de vida, soy feliz así. Por ahora nada más, y hasta el próximo encuentro.

Norma, Pcia. de Buenos Aires.