Gracias por visitarnos

Hoy Cumplirías 71 años
Principal / Menú Historias de Vida

 
Hoy cumplirías 71 años, mamá. Eras una mujer muy linda pero todo lo que tenías de linda te faltaba de cuerda. Hoy desde la óptica y perspectiva que los años me dan, y tu ausencia, hace que pueda verte diferente de cuando convivía con vos e integraba el grupo familiar. Traté siempre de ser distinta, a pesar de no percibir la magnitud de nuestra locura colectiva. Lograba entender que éramos no normales o comunes, las demás personas eras tan raras ...!

           Pero hoy volvés en mis manos, yo tengo el cuerpo de la Nona y de papá, las piernas y la cola son del tipo piamontés, yo no lo había advertido hasta que los tíos me lo dijeron ¡No tienes nuestras piernas ni culo! Sí , así de frontales , pero de buena onda, en cambio Marcela si los tiene pero con la cara, la piel y las manos de papá. Yo tengo la cara, el color de piel, pelo y ojos de mis ancestros gallegos y las manos son como las tuyas. Esas manos que de chica yo me fijaba cuando me alcanzaba algo, cuando hacías los quehaceres, cuando cosías, y todas esas tareas rudas que hacías, la jardinería, la huerta y que a pesar de cuidarlas, no lograbas tenerlas bien y luego ocultabas ante la miradas de los demás. Hoy regresas en las mías, cada vez se parecen más y no estoy segura de que me agrade.

           Esas mismas manos fueron las que me pegaron, las que tomaban el cinto o correa para dejarme marcas en las piernas y cola, y que debía ocultar en el colegio con el uniforme, esas mismas que me pegaron hasta romper el palo del plumero en mi espalda, hombros y piernas, y que al otro día no pude ir al colegio por los dolores, sabiendo que no había hecho nada , pero estabas nerviosa. Mientras me tenías encerrada en ese cuarto, papá seguía cenando al lado, en la cocina, donde debía escuchar mis gritos y Marcela? no sé donde estaba, jamás de arrepintieron de lo hecho, al contrario lo contaban como justificándose , lo mal que estaban.... y que por eso me pegaban , pero no la pegaban a ella, los tenía asustados con que se iba de casa, que se hacía prostituta etc. y cuando le pegaban , justo le picaba ahí, y no lloraba. Tuve que hacer terapia para no repetir la historia.

           Según algunos psicólogos que consulté me dijeron que posiblemente mi esterilidad se deba a mi infancia, a todo esto, a como me enteré por parte tuya de cómo era un parto, lo horrible que es hacer la porquería y las cosas que le agradan a ciertos hombres, y a mi prima Alejandra que me contó que era tener sexo, tu imposibilidad de hablarme y explicarme algo coherente referido al tema, como hacerlo si te enteraste que nunca habías tenido un orgasmo cuando te contamos lo aprendido en el colegio, al libro que papá me hizo leer porque él tampoco se animaba a explicarme, salvo que es tan natural como defecar o respirar, y entonces ese libro dirigido a jóvenes varones para su virilidad y abstinencia. Todo en conjunto tal vez hizo de mí una mujer incapaz de sentir muchas veces y de tener un profundo temor al parto y por eso negarme , siendo que lo deseaba tanto, soy la única de la familia que no pudo tener hijos. Los pude tener pero de otra manera.

           ¡Feliz cumpleaños mamá!!! En donde estés. Si me hubiera animado a decirte que a pesar de todo yo te quería, quizás hubiéramos tenido otra relación, pero yo te tenía miedo, a vos, tus palabras, a tus manos. Alcancé a decírtelo dos días antes de tu partida, pero ya era tarde, por eso ahora cuando siento algo, lo digo. Me costó muchísimo aprender a decir: te quiero, te amo, perdón, me equivoqué, disculpame, escuchemos, hablemos, eso no lo aprendí en casa, no existía, por suerte esa gente "anormal" me enseñó, gente que me quiso, que me quiere y que me ayudaron y las que conoceré. Si no lo lograba, aunque a veces no lo logro, hoy estaría sola, tan solitaria como fueron sus vidas y que también lleva ahora Marcela

           ¡Mamá si pudieras volver!!!!  ¿Me volverías a gritar? A reprochar? A culpar? Todavía a veces sueño que me gritás y me decís cosas tan sólo para herirme, y descargar tus nervios, frustraciones y todo tu dolor, pero yo tan sólo era tu hija, y te quería y te quiero.
          Feliz cumple mami.
                                                                                                                       Norma 40 años - Prov. de Mendoza (Argentina)